Higos

El higo es un fruto obtenido de la higuera.

Existen más de 750 variedades de higos, unos son comestibles y otros no.

Los higos provienen de Asia Occidental, aunque posteriormente fueron introducidos por todo el mediterráneo. Se cree que el ser humano ya los conocía y recolectaba antes del año 9000 a.c.higos 063

Los meses para su recolección son finales de Julio, Agosto y Septiembre.

Algunas higueras dan dos  cosechas al año, las brevas en Junio y los Higos en Agosto.Las brevas son los higos que no llegan a madurar en otoño, conservándose latente en la madera durante el invierno, alcanzando la madurez en la primavera siguiente. Las higueras que solo dan una cosecha de higos (entre agosto y los primeros fríos del otoño) se conocen con el nombre de higueras uníferas.

Las especies comestibles son muy digestivas porque contienen una sustancia llamada cradina que es un fermento digestivo y alto contenido en fibra mejorando el tránsito intestinal por ello también es utilizado como laxante; ácidos orgánicos como el ácido cítrico, málico y acético; sales como potasio, magnesio y calcio, y vitaminas A, B1, B2, B3 y C. Contiene un 80% de agua y altos contenidos en hidratos de carbono como la sacarosa, fructosa y glucosa. Los frutos no maduros resultan tóxicos para el estómago.

Composición por cada 100 g de higo fresco

Higo (fruta)
Valores nutricionales por 100g
agua: 80 g fibras: 2,5 a 3,3 g valor energético: 65,7-74 kcal grasas: 300 mg
carbohidratos: 12-16 g proteínas: 750 mg cenizas: 0,6 g
Oligoelementos
potasio: 232-235 mg calcio: 38 mg magnesio: 17-20 mg hierro: 0,37 mg
sodio: 1 mg
Vitaminas
provitamina A: 25 µg vitamina B1: 60 µg vitamina B2: 50 µg vitamina B3: 420 µg
vitamina C: 2-2,3 mg

El higo seco

El higo se puede desecar para convertirse en “higo seco” o “higo paso”. El fruto que no se consume en la temporada se seca al sol en secaderos similares a los de la uva pasa, pudiéndose conservar más tiempo para utilizarlo en la elaboración de diversos postres, incluso helados.Los-higos-secos_diaporama_550

El higo seco se forma aplastando con la mano el higo fresco y colocado sobre cañizos poniéndolo al sol durante días dándole la vuelta un par de veces para evaporar la mayor parte de su agua. En este proceso debe haber temperaturas superiores a 30 °C en los momentos más soleados y no haber días nublados. El higo seco tiene respecto al higo fresco mucho más calcio e hidratos de carbono y por lo tanto más calorías y mucha menos agua. Se puede encontrar todo el año ya que al contener un alto grado de azúcares que actúan de conservante natural y al estar desecado se mantiene en perfecto estado durante largo tiempo.

Una de las variedades más apreciadas en nuestro país es la de “Cuello de dama”

www.frutaselecta.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Debido a la situación de excepción en la que nos encontramos con el coronavirus, nos vemos en la responsabilidad de no dar servicio a domicilio