¿Por qué se están extinguiendo nuestras frutas y verduras?

Chupitos de fresas con yogur y polvo de galletas
Abril 2, 2013
Espárragos de Navarra con D.O. protegida
Abril 9, 2013
Mostrar todo

¿Por qué se están extinguiendo nuestras frutas y verduras?

Muchas de nuestras especies vegetales de cereales, frutas, verduras, legumbres, hortalizas, etc.; se están extinguiendo a marchas forzadas desde comienzos del siglo XX. Tal vez el hecho de no tener ojos, ni pelo, ni patas, no permita a las especies vegetales llegar al corazoncito de los consumidores como lo han hecho el oso panda, el lince ibérico, el tigre, el elefante asiático, las ballenas, las tortugas marinas, o de cualquiera de las cientos de especies de animales en peligro de extinción, pero la realidad es tanto o más grave que la de éstos, así como las posibles consecuencias en la alimentación.

La siguiente infografía muestra la drástica disminución en más de un 90% de especies vegetales en Estados Unidos atendiendo al conjunto de cereales, frutas y verduras analizadas, una realidad extrapolable a la gran mayoría de los cultivos y al resto del mundo, que supone la pérdida de una herencia de más de 10 mil años, desde que el hombre empezó a cultivar y a recolectar en el Neolítico.

Infografía de la extinción de frutas y verduras en EE.UU.

Infografía de la extinción de algunas especies de frutas y verduras en EE.UU. desde 1903.

Pero, ¿por qué se están extinguiendo nuestras especies vegetales?
La razón principal, según explica Charles Siebert en un artículo llamado El arca de las semillas, publicado en la National Geographic en julio de 2011, se debe al interés de las grandes compañías de llenar los estantes de las grandes superficies de “modernas frutas y verduras de variedad única” que destaquen por su forma y color, y no por su sabor.

Aparte del hecho de no volver a ver una planta o sus frutos si no es en pintura, razón por la cual la sociedad muestra su sensibilidad ante la desaparición de especies animales, la extinción de cereales, frutas, verduras o legumbres utilizadas para la alimentación, supone un serio riesgo ante la amenaza paralela de plagas, y efectos adversos del cambio climático sobre las especies supervivientes.

En su interesante artículo, Charles Siebert cita el caso de la dramática desaparición de muchas variedades de trigo, como consecuencia del avance desde el corazón de África de un hongo conocido como “roya negra”, que amenaza con poner en jaque al 90% del trigo del mundo. Pero al igual que el trigo, muchas de las mermadas variedades de alimentos vegetales existentes en la actualidad, podrían verse amenazadas con el agravante de existir una posibilidad de reemplazo cada vez menor.

A la mayoría de nosotros, acostumbrados a no interesarnos por el origen de los alimentos que compramos, hechos como el de la extinción de los cultivos de frutas y verduras nos pueden hacer reflexionar unos minutos, o como mucho, nos pueden empujar a indagar un poco; pero por desgracia, nos falta capacidad para hacer de nuestra información bandera de una reivindicación que repercuta en un mínimo cambio. Es una muestra más, marginal y ridícula para muchos, teniendo en cuenta lo que nos está tocando lidiar, del papel de marionetas al que nos relegan nuestras modernas democracias. También en la alimentación.

Fuente: www.blogcocina.es

www.frutaselecta.com

1 Comentario

  1. a revista científica PLOS Patogens anunciaba que un hongo muy agresivo llamado tropical race 4 (TR4) podría borrar de la faz de la Tierra a una de las frutas más populares y nutritivas que existen en el mundo: el plátano. El TR4 es una potente mutación de la temida enfermedad de Panamá, también llamada fusariosis del banano, provocada por el hongo Fusarium oxysporum, que ataca las raíces de algunas variedades de esta planta. Concretamente el ataque del TR4 va directo hacia la variedad cavendish, a la que pertenecen el 99 % de los plátanos que se venden en los países desarrollados. La práctica del monocultivo, o lo que es lo mismo, la falta de diversidad en esta especie frutal, puede tener consecuencias desastrosas. Porque una vez que el TR4 llega a un campo platanero, la única opción que cabe es erradicar todas las plantas y comenzar de nuevo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Debido a la situación de excepción en la que nos encontramos con el coronavirus, nos vemos en la responsabilidad de no dar servicio a domicilio